domingo, 16 de diciembre de 2012

¿Y...ahora qué?




Superado el primer paso con la apertura del blog y el miedo escénico, todo hay que decirlo...viene la siguiente pregunta: "¿Y...Ahora qué?

Pues....ahora, en mi humilde opinión, lo que debo de hacer es escribir una entrada explicando en que va a consistir esta nueva experiencia en la que me he metido y por qué creo en ella ¿No?

¡No perdamos tiempo! Vamos a ello:

Ayer en mi presentación  (que fue espontánea y de ahí el título de esta entrada ...Hem) os comenté que la idea de los blogs me gusta y mucho porque creo que son una fuente de conocimiento de la cual podemos beber sin limitación y saborearlos en función de nuestros gustos.

Yo, no es que este especializada en algo; Nunca he tenido la capacidad artística desarrollada, en ninguna de sus inmensas ramas, así que en este blog no os vais a encontrar post llenos de contenido técnico sobre materias determinadas.

Sin embargo, al igual que valoro los blogs que se especializan en algo, dejándome, en ocasiones, boquiabierta  con sus contenidos, diseños e incluso gestión, doy mucho valor a los blogs de personas que deciden contar aquello que les llama la atención, sus experiencias en la vida o sensaciones; me considero observadora, me gusta analizar la vida y aprender de los demás, interiorizar sus experiencias para que cuando en mi se den circunstancias similares, evitar cometer el mismo error, dejándome margen para poder equivocarme con otro, del cual aprender... 

Ese,... ese es mi verdadero hobbie: ¡Aprender! 

De la anterior reflexión sale este blog, en el que os vais a encontrar entradas sobre libros, peliculas, obras de teatro, lugares... o recetas de cocina, que he leido, visto o saboreado y que me han dejado un recuerdo, ya sea bueno o malo, pero también tendreís la oportunidad de leerme, porque creo que todos nosotros, somos libros andantes, que contenemos, como poco experiencias cotidianas, las cuales son afrontadas de manera diferente, pero que pueden llegar a ser la solución para alguien con la misma problemática, si las damos a conocer, así que..¿por qué no contar al mundo cómo ve la vida una persona normal?

Con la expresión persona normal me estoy refiriendo a alguien que su máxima en esta vida es: "vive y deja vivir".

Finalmente, deciros que si con cualquiera de mis reflexiones, entradas o comentarios arranco una sonrisa o un ¡eureka!, el haber abierto un blog habrá merecido la pena y si no...lo consideraré como el diario, que todo el mundo debería escribir, para que pasados los años al leerlo, pueda verse como si del reflejo de un espejo se tratara...dandose cuenta entonces de lo mucho que ha aprendido ;-)


1 comentario:

  1. Qué bueno tenerte por aquí. Qué bien, no sabes cuánto me alegro. Todos estamos de enhorabuena. :))

    ResponderEliminar