miércoles, 7 de enero de 2015

Yo digo ¡Si! a la libertad de expresión



Dicen que un hombre sin información es un hombre sin opinión.  
Hoy siete de enero de dos mil quince, a todos aquellos que nos gusta informarnos y utilizar nuestra libertad de expresión para parlamentar, debatir, opinar, etc. desde el respeto, nos han pretendido silenciar, y digo bien: Todos, porque aunque el ataque ha sido al periódico francés satírico "Charlie Hebdo" que banalizó satíricamente con caricaturas de Mahoma el extremismo e integrismo islamista, el acto en sí significa que verter una opinión contraria a ese "ser supremo" al que veneran y supuestamente respetan  y que llaman "Mahoma" puede significar nuestro fin; y subrayo "supuestamente" porque quienes lideran estos grupos extremistas que inducen a otros seres con cierta ignorancia a realizar estas acciones desconocen por completo qué es el respeto.


Esta entrada se cuela en este humilde blog porque la actualidad mandacómo en numerosas ocasiones abren sus informativos los medios de comunicación. De hecho no debería haber sido escrita; eso significaría que no se habrían perdido doce vidas que se encontraban en el lugar equivocado en el momento equivocado y este humilde blog seguiría esperando a que su administradora le actualizase dando la bienvenida al nuevo año o haciendo los propósitos clásicos que nunca se cumplen. En fin...

Hoy, sin lugar a dudas, y ya que se impone la costumbre de  declarar días internacionales por todo, deberíamos declararlo como el "Día Internacional de la Libertad de Expresión" porque les guste o no, en Occidente ésta es nuestra forma de vida, y sea la correcta o la incorrecta es la que queremos vivir, donde priman los derechos humanos, se lucha por la igualdad,se denuncia la desigualdad, y donde en días cómo hoy profesionales de la comunicación y anónimos nos volcamos a través de los medios y de las redes para decirles que ésta no es la forma de hacer política, de convencer ideológica o religiosamente, que la violencia sobra y como repulsa, retuiteamos miles de veces esas portadas del periódico contra el que han atentado  de manera salvaje, provocando el efecto contrario al buscado.








2 comentarios:

  1. Una entrada tristemente necesaria cargada de sensatez y sensibilidad. Pasaba por aquí y me ha encantado. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepa! La verdad que fue consecuencia de la rabia y de la impotencia al saber la triste noticia; la única manera de expresarlo "civilizadamente" era haciendo uso de mi "libertad de expresión" :P . Gracias por pasearte por aquí y entrar en mi escondite. Un saludo

      Eliminar