lunes, 16 de febrero de 2015

Carta de Mamá a Papá por San Valentín


Hoy, y dadas las fechas que son, os traigo una carta que mi madre ha escrito a mi padre por el día de San Valentin. La presentó en un concurso de Poemas y Cartas de Amor de una conocida cafetería de nuestra ciudad y cuando me la leyó le comenté que la subiría al blog. Creo que se merece un hueco en este escondite no por el contenido, que también, si no por la valentía de presentarse al concurso. Ella tiene setenta y dos años, fue al cole sólo hasta los diez que la pusieron a trabajar, cuando era pequeña se escondía para leer novelas de Corin Tellado y similares, luego con el tiempo se animó a cursar Eduación General Básica o Graduado Escolar en un Centro para Adultos y lo sacó, y hoy por mantener su afán de superación cada día le hago un hueco. Espero que os guste.




En ...... a 14 de febrero de 2015.

Cariño:

Para el día de San Valentín hace tres años y veintinueve días que te fuiste de mi lado, y no sabes qué difícil es vivir sin compartir la vida con la persona que yo había elegido.
Allá por los años setenta la gente se casaba mucho más jóvenes de lo que lo hicimos tú y yo.

Cuántas veces tuve que escuchar aquello de…pues ¡anda!, que no eres escogida, te van a tener que hacer el novio a la medida. Y…. ¡vaya, si me lo hicieron! ¡Ya lo creo que sí! Tan a la medida, que era lo que necesitaba para que nuestras vidas se acoplaran…Pienso que algo tendría que ver la profesión que perfectamente desempeñabas para tener siempre un metro cerca de ti.

Encontré en ti: Seguridad, haciendo la vida más fácil a mí y a quién estaba cerca de ti. Las personas como tú, cariño, maestras de la vida, saben dar calor en los momentos más fríos. Risas en las situaciones más tristes y tantas cosas más como amor, armonía, equilibrio, delicadeza, dulzura, sensatez, y además lo administrabas como aquél que tiene una hacienda y para que no decaiga va soltando amarras con la justa medida y en el momento adecuado.

Aquí….aquí todo sigue igual; Vamos encajando la vida de la mejor manera posible, siempre echándote de menos. Te tuviste que marchar para darnos cuenta lo  mucho que se te quería en la ciudad, algo que no acabaremos de agradecer nunca.



Besos de tu gacela. Siempre tuya.


7 comentarios:

  1. Más bonica la Paqui... <3

    Lía

    ResponderEliminar
  2. Yo no conozco a los protas, como Lia. Pero he llorado igual.

    Dile a tu madre, de parte de una completa desconocida, que un aplauso (por su afan de superación, por no conformarse, por no rendirse) y un abrazo. Ese con cariño, nada más.

    Y para ti, besotes :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Bettie! Dice Paqui que le ha costado porque es timida pero sentia que tenia que hacerlo ;-) Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Sin palabras...

    Cualquier cosa que yo diga no mejoraría la carta de tu madre así que a callar

    Dale un beso
    Otro para ti :)

    ResponderEliminar
  5. Gracias, amigo! Le encanta vuestros comentarios, y así...a modo de secreto creo que es un impulso para seguir superandose. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Madre mía que carta más bonita, me ha puesto la piel de gallina

    ResponderEliminar