domingo, 5 de noviembre de 2017

Por encima de la lluvia. - Víctor del Árbol


TÍTULO: Por encima de la lluvia.

AUTOR: Víctor del Árbol.

EDITORIAL: Destino.

AÑO: 2017.

PÁGINAS: 509.









Sinopsis (editorial)

Miguel y Helena se conocen en una residencia de ancianos en Tarifa, a una edad en la que creen haberlo vivido todo ya. A Miguel le asusta volar. A Helena le da pánico el mar. Los dos tienen hijos adultos y sienten que les han relegado a un plano casi ornamental. El dramático suicidio de un compañero de la residencia les abre los ojos. No quieren pasar sus últimos días recordando y añorando tiempos supuestamente mejores. Y juntos decidirán emprender el viaje de sus vidas, en el que descubrirán que nada es definitivo mientras queden ilusiones que perseguir.

Mientras tanto, en la lejana ciudad sueca de Mälmo, la joven Yasmina, hija de inmigrantes marroquíes y que sueña con ser cantante, vive atrapada entre el cuidado de su autoritario abuelo Abdul y el desprecio de su madre, para quien Yasmina es una vergüenza porque trabaja para un sueco de pasado turbio. Y vive un romance secreto con el subcomisario de la Policía sueca, un hombre mayor e importante. 

Estos tres personajes dibujan una historia sobre el sentido del amor y sobre lo extraordinarias que pueden llegar a ser las personas comunes. 





¿Quién es el autor?

El autor es Víctor del Árbol un barcelonés que dice de sí mismo que de pequeño quería ser mayor. Pasó muchas horas de su infancia en la biblioteca donde su madre le dejaba al cuidado de sus cinco hermanos, para poder ir a trabajar, lo que alimentó su vocación literaria. Posee un espíritu inquieto y ha tocado diversos palos laborales pero dice en su web que cuando vio publicada su primera novela «El Peso de los Muertos» sintió que ser escritor iba a ser «el empeño más duro y hermoso de su vida».



En 2008 fue finalista del Premio Fernando Lara con «El abismo de los sueños» (no publicada) y ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006 con «El peso de los muertos».

En 2011 publicó «La tristeza del samurái» (Editorial Alrevés) que cuenta con el reconocimiento de la crítica y de numerosos premios. Entre ellos, Le Prix du Polar Européen 2012 a la mejor novela negra europea que otorga la prestigiosa publicación francesa Le Point en el festival de Novela Negra de Lyon, le Prix QuercyNoir, el Premio Tormo Negro 2013 y Le gran Prix de littèrature policière en 2015.

En Enero de 2013 publica su novela «Respirar por la Herida» finalista a la mejor novela extranjera en el festival de cine Negro de Beaune, finalista en el II Premio Pata Negra de Salamanca, finalista a la mejor novela negra 2014 que otorga el festival VLNC. 

El mayo de 2014 publica Un millón de gotas” (editorial Destino) Éxito de ventas, fue elegida mejor novela escrita en español del 2014 por la asociación de blogueros en España Creatio Club Literario. Obtuvo el III Premio Pata Negra ciudad de SALAMANCA 2015. Y en septiembre del mismo año gana Le Gran Prix de littèrature policière en Francia (modalidad ètrangere), galardón que sólo ha sido ganado anteriormente por dos autores españoles, Manuel Vázquez Montalbán en 1979 y Arturo Pérez Reverte en 1998. También, Un Millón de Gotas”, fue elegida Meilleur Polar 2015 Prix Lire en su versión francesa (“Toutes les Vagues de l’Océan”).

En 2016, Victor del Árbol gana el Premio Nadal con «La vispera de casi todo». .
Fuente:

Opinión personal.
Probablemente esta sea una de las reseñas más difíciles a las que me enfrento, por todo lo que el autor me ha ido transmitiendo y lo que me ha hecho reflexionar según leía y ahí es donde surge la difícil tarea de intentar trasladaros todas esas sensaciones sin destripárosla.  Además, siento que debo y quiero hacerla porque tanto el libro como el autor merecen esta especial mención. 

A veces rehuyo como lectora de la catalogación de libros por género y tengo razones que avalan este rechazo, una de ellas es que puede llevar a otros lectores a declinar la elección de un buen libro sin ni siquiera darle la oportunidad que merece, por pertenecer a uno u otro, hago esta apreciación porque si sois curiosos podéis buscar en Google el nombre de esta novela y automáticamente aparecerá el autor, el género y seguido de dos puntos: “ficción”.  No voy a negar que la haya, pero el lector se sorprenderá cuando vea que detrás de esta doble historia hay realidad y mucha. Podrían los críticos y expertos literarios considerarla novela negra, ya que tiene las características propias para ello, entonces el lector la tomará, con ansía, sin ánimo de encontrarse un libro cargado de sentimientos y reflexiones y, por tanto, se sorprenderá. 
La anterior apreciación viene a colación también porque, aunque es una novela que abre con un prólogo, se desarrolla con treinta capítulos y finaliza con un epílogo, tampoco podría decir que su trama está conformada con la estructura clásica de introducción, nudo y desenlace porque Víctor nos regala un epílogo que sitúa temporalmente en el año 1955 con unos personajes principales que no aparecen inmediatamente en los capítulos siguientes, los cuales se desarrollan en 2014, logrando ese despiste literario que solo la curiosidad lectora te hace continuar hasta dar con la explicación de las dudas que te han ido surgiendo con el avance de la lectura. No contento con ese salto temporal,el epílogo lo sitúa en Tánger y el primer capítulo en Sevilla. Un totum revolutum que el lector solo puede resolver de una manera: leyendo.

Y leyendo, vamos a viajar, como he dicho antes, a Tánger y Sevilla, pero también a Tarifa, Barcelona y Mälmo ,diferentes ciudades, todas bellísimas de la mano de Miguel y Helena, dos personajes de caracteres contrapuestos pero que se complementan. Junto a ellos conoceremos a Natalia, Abdul, Fátima, Yasmina, Marqués, Carmen, Gustavo, etcétera. 

Víctor a todos ellos les dota de una personalidad y un carácter lo suficientemente destacable para poder jugar con el lector y, hacerle vibrar con la trama, sacando de su interior sentimientos y emociones muy variadas. No necesita hacer grandes descripciones físicas, salvo con uno de ellos, pero respecto a los espacios no escatima en detalles donde  irán cobrando vida o perdiéndola todos ellos, los cuales los iremos conociendo paulatinamente.

«Por encima de la lluvia» está escrita con una prosa ligera, que no aburrirá al lector, pero también robusta. El narrador principal es omnisciente aunque habrá momentos, y por necesidad, que nos encontraremos con uno en primera persona que dará acción a la trama y si cabe más aún, dotará de realidad a esta historia que, independientemente del argumento, que está perfectamente desarrollado, con esos personajes que aparecen y desaparecen en el tiempo adecuado y con un desenlace con garra e inesperado, se va a caracterizar por el poso que deja. Son muchas las reflexiones que el lector se va a encontrar y muchos momentos en los que tendrá que parar de leer un pequeño instante para poder asimilar lo leído. 

Una doble historia, como ya he comentado, con un nexo común que el lector descubrirá según se acerca el desenlace pero que irá entendiendo con la lectura. Víctor nos va a provocar dolor emocional porque nos trae como tema principal la vejez y con ella esa enfermedad tan temida que deja sin recuerdos cuando lo que se quiere es recordar: el Alzheimer. También tocará los malos tratos, el racismo, la corrupción política o la prostitución y hará un guiño a la memoria historia. Un viaje por la vida y para la vida, donde encontraremos sueños y la búsqueda de los porqués del pasado para poder hacer frente al futuro limpiamente.

Dice Víctor que dedica el libro a: «aquellos que aman la vida» y no puedo estar más de acuerdo con esta afirmación porque la propia novela representa su intención inspirando agarre, fuerza... Todos los personajes están marcados por una difícil infancia y a todos de alguna manera los acompaña la soledad, sin embargo el amor a la vida que demuestran se impone Por encima de la lluvia.

Es la segunda novela que leo de Víctor y sin duda es ya uno de mis autores de referencia. Probablemente, este sea el mejor libro que he leído en 2017. Solo me queda deciros que si cae en vuestras manos no lo dudéis y si no, id a por él. El poso que os va a dejar merecerá la pena.

10 comentarios:

  1. Me ha encantado tú reseña, totalmente de acuerdo con lo que dices, hay que leerlo.Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Susana! A mi me ha parecido un novelón. Así sin más. Un abrazo y gracias por comentar

      Eliminar
  2. Maravillosa reseña. Has plasmado lo que todos opinamos de esta magnífica novvela. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas Gracias, Loli! Es difícil reseñarla por todo lo que transmite, pero la novela se merece un hueco en este escondite. Un abrazo y muchas gracias por esconderte un ratito aquí.

      Eliminar
  3. Nuestra tortuguita! La espera ha merecido la pena porque vaya reseña te has marcado! un beso, preciosa ;) seguimos compartiendo lecturas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Rose! Si es que los días deberían ser más largos. Muchas gracias por comentar y esconderte. La novela merece una reseña al detalle y es lo que he intentado. Un abrazo

      Eliminar
  4. Muy buena reseña Mary!! Me ha gustado tu reflexión sobre los géneros literarios. Un beso y nos leemos en las siguientes LC ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Domi. ¿Cuántas veces dejamos de leer porque no nos gusta este o aquel género? Y, quizás estemos perdiéndonos esos buenos momentos que nos regalan novelas de esta altura. Gracias y un abrazo

      Eliminar
  5. Pues menos mal que era difícil, pequeña. Porque si llega a ser fácil te sacamos a hombros por la puerta grande.
    Te voy a repetir lo de siempre, y esta vez muy enfadada: haz el favor de reseñar más, por favor, porque lo haces extraordinariamente bien y transmites muchas emociones/sensaciones.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resultaba difícil comenzar porque quería expresar tanto... Me alegra que haya sido capaz de transmitir que "Por encima de la lluvia" no solo hay que leerla sino interiorizarla. ¡Obedeceré! Prometido. Muchas gracias, mentora. Un abrazo

      Eliminar